top of page

La Historia de tu Alma

Actualizado: 29 jul 2021

El descubrimiento todavía revolucionario del budismo es que la vida y la muerte están en la mente, y en ningún otro lugar" Sogyal Rimpoché


Son varias las personas que me preguntan día a día en qué los beneficia una regresión, la respuesta a esta pregunta es tan amplia que muchas veces me encuentro en dificultades para ser concisa a la hora de responder. La regresión nos ayuda a recordar ciertos eventos que han sido relevantes, muchas veces estos eventos se vivieron de alguna forma en que adoptamos alguna conducta que ayudaba a nuestra supervivencia y que en su momento fue funcional pero que ya no lo es, al volver a esta vivencia podemos observarla de otra forma superando conductas que ya no son beneficiosas en nuestra vida. A veces, al hacer la regresión, vamos a escenas o eventos “desconocidos” que creemos son producto de nuestra imaginación, pero estos pueden pertenecer a una vida pasada o a una memoria del mundo espiritual. Vale la pena recordar que no podemos saber nada que no esté ya dentro de nosotros, es imposible nombrar o “recordar” algo que no hayamos conocido antes.

Entonces cuando me preguntan si es posible que existan otras vidas, no sólo me refiero a las experiencias de primera mano obtenidas a través de mis propias regresiones o aquellas practicadas en otros, sino también es importante tener en cuenta que hay varias religiones y creencias que durante siglos han apoyado la creencia de la reencarnación como un mecanismo de aprendizaje para nuestra alma.

Vemos en el judaísmo cómo a través del tikún (karma) evolucionamos y aprendemos para seguir en el camino del crecimiento espiritual. No entraré en detalle pues no soy estudiosa de ésta religión, pero, en libros sobre la Kabbalah escritos por Rav Berg en varias ocasiones se menciona la existencia de la reencarnación, y nos dice lo siguiente: “a través del proceso de reencarnación, regresamos a la posición astrológica que nos ofrece las mejores oportunidades para revisar aquellas decisiones no tan acertadas y, mediante elecciones distintas, superar los obstáculos…” .

Desde el Budismo, Sogyal Rimpoché, lama tibetano, budista y escritor del Libro Tibetano de la Vida y La Muerte, nos dice lo siguiente: “desde el punto de vista budista, la vida y la muerte son un todo único, en el cual la muerte es el comienzo de otro capítulo de la vida”. Por otro lado, aunque la religión católica no hace referencia explícita ante la reencarnación podemos destacar que, sí habla de la vida eterna reiteradamente, dejando abierta a interpretación del lector, lo que este enunciado pueda significar.

Para quienes no siguen ningún dogma, o religión y aún les quedan dudas o cuestionamientos sobre la reencarnación, pueden dirigirse a examinar la ley de la conservación de la energía y de la materia de Lavoisier. Vale la pena preguntarse si es sólo transformación lo que sucede con la energía en su cambio de estado o en su defecto de la materia donde su masa total no sufre alteraciones, ¿Qué pasa con nuestra alma en el momento de la muerte?

Sea imaginación o memoria vale la pena abrir la mente y plantearse la posibilidad de que existe la vida después de la muerte, y que de esta forma seguramente existió otra vida antes de llegar a ésta que vives ahora. Es de poner bajo consideración, cómo la reencarnación ha sobrevivido en culturas milenarias y cómo a través de ésta es posible encontrar respuestas a innumerables preguntas que nos hacemos en el día a día, incluso desde que somos niños pequeños. Algo de lo que sí estoy segura es que la regresión le trae a cada quién respuestas diferentes.

Mónica Naranjo


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Publicar: Blog2_Post
bottom of page